Baterías de condensadores

ENERGÍA REACTIVA

Es una energía que se genera cuando en el circuito existen elementos reactivos (bobinas y condensadores). No se convierte en trabajo en los receptores, por lo que no supone un consumo, aunque sí hay que generarla y transportarla hasta los equipos. Por ello las compañías eléctricas penalizan en factura, el consumo de energía reactiva a partir de un cierto valor.

Existen algunos efectos negativos que se derivan del consumo de este tipo de energía: Costes económicos reflejados en las facturas eléctricas, pérdida de potencia de sus instalaciones, caídas de tensión que perjudiquen sus procesos… Además, esta energía provoca sobrecarga en las líneas transformadoras y generadoras sin producir un trabajo útil, y por lo tanto es necesario compensarla para optimizar sus instalaciones eléctricas.

La realidad de la energía reactiva es que siempre ha estado ahí y desde hace muchos años, las compañías eléctricas cobran un complemento en la factura por ella que todos los consumidores pagamos. La buena noticia es que podemos eliminar esos recargos por energía reactiva de nuestra factura eléctrica mediante la instalación de baterías de condensadores a la medida de nuestras instalaciones y necesidades.

BATERÍAS DE CONDENSADORES

Las Baterías de Condensadores son equipos que, permiten reducir considerablemente la demanda de energía reactiva de la red. Además, facilitan la estabilización y calidad de suministro eléctrico, optimizando el dimensionamiento, capacidad y el rendimiento de la instalación eléctrica.

Las baterías de condensadores constituyen el sistema más sencillo y, en consecuencia, el más utilizado. Básicamente consiste en la colocación de condensadores que aportan la energía reactiva que precisan los receptores de la instalación (motores, transformadores, reactancias, etc.), de este modo se consigue disminuir o incluso anular (técnicamente: compensar) la energía reactiva demandada de la red de alimentación y, por tanto, mejorar el factor de potencia.